#EI25: Experiencias y logros en la lucha contra el trabajo infantil,

por Juliet Wajega (UNATU, Uganda)

Aplaudo a la dirección de la Internacional de la Educación (IE) por demostrar que los sindicatos de la educación están bien preparados para contribuir a la erradicación del trabajo infantil y a la promoción de la educación de calidad para todos. Con la celebración del 25 aniversario de la IE en 2018, es momento de echar la vista atrás e inspirarnos con estos logros.El 1 de septiembre de 2006, cuando pasé a formar parte del Uganda National Teachers’ Union (UNATU) como Coordinadora del proyecto EPT/SIDA, la IE y sus afiliadas estaban centradas en el VIH/SIDA como uno de los mayores obstáculos a la consecución de la educación de calidad, sin apenas mencionar otros factores críticos, como el trabajo infantil.

Sin embargo, en 2011, la IE se percató de la necesidad de participar en la lucha mundial contra el trabajo infantil y en su 6º Congreso Mundial, celebrado ese mismo año, adoptó la primera Resolución sobre Trabajo Infantil. Gracias a la IE se iniciaron varios programas sobre trabajo infantil para las afiliadas como parte de la implementación de esta resolución recién adoptada.

En un intento por implementar la Resolución sobre Trabajo Infantil de la IE, UNATU comenzó a sensibilizar a su dirección sindical sobre el valor de los sindicatos de docentes como parte de la respuesta al trabajo infantil. Explicamos que los beneficios incluían, entre otros, incrementar la visibilidad del sindicato como actor clave en la educación, garantizar que los alumnos acudan a la escuela e incrementar la membresía potencial del sindicato.  También explicamos que el trabajo infantil se enmarca dentro de la temática orientada a mejorar la educación de calidad que por aquel entonces se incluía en el plan estratégico de UNATU.

Sin embargo, no fue tarea fácil. La mayoría de los responsables sindicales consideraba que este trabajo correspondía a la sociedad civil y que conllevaba un gasto de recursos sindicales que más valía la pena asignar a campañas sobre asuntos cotidianos que afectan a los miembros.

En abril de 2012, UNATU recibió apoyo técnico y financiero de la IE y organizó un taller nacional sobre trabajo infantil para su dirección sindical. El taller consiguió abrir los ojos a los dirigentes del sindicato y desde entonces el trabajo infantil está considerado como una de las principales acciones de UNATU.

Como responsable de los sucesivos programas apoyados por la IE en mi sindicato desde 2012, he conseguido colocar el trabajo infantil en un lugar prioritario mediante su inclusión en los documentos estratégicos, los informes, las agendas de reuniones y otras actividades del sindicato. Principalmente centré mi esfuerzo en sensibilizar sobre el hecho de que el trabajo infantil es parte fundamental de las preocupaciones sindicales.  Hice hincapié sobre las definiciones y las consecuencias del trabajo infantil, así como los beneficios para el personal docente y la importancia de la participación sindical en la respuesta a este problema. Como resultado, UNATU organizó una campaña para convencer a nuestros miembros de no utilizar niños como empleados domésticos y promover entornos escolares favorables para que los niños no abandonen la escuela. Esta campaña cumplió su objetivo con éxito. Ahora los miembros se supervisan entre sí para garantizar que ninguno de ellos utiliza niños como empleados domésticos. Las matriculaciones también han aumentado en algunas de las escuelas como fruto de la campaña.

En 2012, la IE me pidió dirigir la elaboración de un nuevo manual de recursos sobre trabajo infantil[1]. Este manual fue adoptado por representantes de afiliadas de todas las regiones durante la tercera Conferencia Mundial de la IE sobre Trabajo Infantil celebrada en Brasilia en octubre de 2013. Se trata de otra prueba evidente del importante papel de la IE a la hora de proporcionar herramientas de acción y divulgación de material y buenas prácticas sobre trabajo infantil entre los sindicatos y los miembros, tanto hoy como en el futuro. Este manual se puede adaptar y utilizar en otros lugares. De hecho, UNATU sigue utilizándolo a día de hoy: en 2018 se utilizará para formar a 180 docentes de 15 escuelas de primaria del distrito de Nebbi y 120 docentes de 12 escuelas del distrito de Zombo, en Uganda.

El proyecto Omar’s Dream es otro ejemplo del liderazgo de la IE en la movilización de sus afiliadas para que formen parte de un movimiento global. UNATU tuvo el privilegio de ser una de las afiliadas que se beneficiaron de esta intervención. A nivel nacional, consiguió establecer con éxito asociaciones con organizaciones de la sociedad civil y miembros del parlamento, y en 2014 se presentó una moción en el Parlamento para instar al gobierno de Uganda a inscribir en la escuela a todos los niños y niñas en edad escolar y no utilizarlos como trabajadores infantiles. Este fue uno de los mayores éxitos del proyecto Omar’s Dream.

Más recientemente, con el apoyo de la IE y de la AOb (Países Bajos), UNATU está llevando a cabo una intervención sobre el trabajo infantil en el marco del proyecto «Out of Work into School» (A la escuela sí, al trabajo no) en la región del Nilo occidental. Los beneficios para el personal docente y el sindicato son múltiples: los docentes han acogido positivamente el proyecto y se han familiarizado con el concepto de trabajo infantil, supervisan la asistencia a la escuela mediante un registro general y un registro de grupo; la relación del sindicato con el distrito ha mejorado; hemos observado una mejora en la recaudación de las cuotas de afiliación y un incremento en la membresía. Gracias a nuestras actividades de defensa, en cada escuela contamos con una docente mujer en el proyecto y hemos observado otros resultados concretos que benefician a toda la comunidad escolar, como mejores instalaciones sanitarias, mejor infraestructura escolar, una reducción en el uso del castigo corporal y el desarrollo de programas de alimentación escolar.

Como mujer sindicalista africana, trabajar con la Internacional de la Educación en la erradicación del trabajo infantil en mi país y en el mundo ha marcado un punto de inflexión en mi vida. Cuando me pidieron dirigir el proceso de elaboración del manual que menciono más arriba, me di cuenta de que tenía muchísimo potencial como persona y esto me dio la confianza para intentar hacer cosas más grandes cuando se plantease la oportunidad. En 2015, en el Congreso Mundial de la IE, me encontraba entre las personas que lideraron la resolución sobre «Una acción acelerada contra el trabajo infantil» que presentaron UNATU y los sindicatos de docentes de Malí. También me propusieron participar como ponente en la sesión sobre la promoción de derechos «Luchar contra el trabajo infantil para promover el derecho a una educación de calidad», que impulsó el éxito de mi campaña como representante regional de África para el grupo de docentes de la Commonwealth.

A lo largo de los años he mejorado mis habilidades de escritura y expresión en público, técnicas de defensa, competencias en el análisis de políticas y diálogo social mediante los numerosos programas de trabajo infantil que he coordinado. He logrado reconocimiento en mi país y me he convertido en integrante del Comité Directivo Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil. Estas experiencias me han brindado la oportunidad de inspirar y guiar a otras personas en mi vida, y particularmente animar a las mujeres docentes de UNATU a luchar por ocupar puestos de liderazgo y apoyar la educación de mujeres y niñas.  

Dado el valor de estas experiencias y logros a tantos niveles, creo firmemente en el liderazgo de la IE en los próximos años para avanzar tomando estos éxitos como base, mejorar las capacidades de los sindicatos de docentes de todo el mundo y promover la cooperación entre los miembros para compartir sus conocimientos sobre la educación, la respuesta al trabajo infantil, la negociación colectiva y el diálogo social, con vistas a erradicar el trabajo infantil y lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 4.  

Juliet Wajega es la Secretaria General Adjunta del Uganda Teacher’s Union (UNATU), que representa a más de 140 000 docentes de educación primaria, secundaria y superior en Uganda. Dirige el departamento de programas del sindicato y lleva trabajando en UNATU desde 2006. A escala internacional, es miembro del Consejo de Dirección de la Alianza Mundial por la Educación (GPE), donde representa al personal docente, y representante de la región de África en el Grupo de Docentes de la Commonwealth.



[1]«Teachers and Education Unions: Ending Child Labour. A Resource Manual for Teachers & Educations Unions» (Docentes y sindicatos de la educación: erradiquemos el trabajo infantil. Un manual de recursos para el personal docente y los sindicatos de la educación). IE, 2014.


8d777f385d3dfec8815d20f7496026dc5796.png

Juliet Wajega

Juliet es Vicesecretaria General del Sindicato de Docentes Nacional de Uganda (UNATU), uno de los sindicatos más grandes y con mayor peso en África, con más de 160.000 docentes. Es una defensora de la educación pública de calidad muy influyente y ha liderado numerosas campañas, entre ellas, las de defensa del bienestar de los docentes, educación de las niñas y liderazgo de mujeres docentes. Representa a la profesión docente en la Asociación Mundial por la Educación (GPE).

8d777f385d3dfec8815d20f7496026dc5796.png

Juliet Wajega

Juliet es Vicesecretaria General del Sindicato de Docentes Nacional de Uganda (UNATU), uno de los sindicatos más grandes y con mayor peso en África, con más de 160.000 docentes. Es una defensora de la educación pública de calidad muy influyente y ha liderado numerosas campañas, entre ellas, las de defensa del bienestar de los docentes, educación de las niñas y liderazgo de mujeres docentes. Representa a la profesión docente en la Asociación Mundial por la Educación (GPE).

Comparte esta página

Tweets

Síguenos

Perfiles de países